¿Cómo puedo saber si he sido perdonado por Dios?

Recientemente, un querido amigo me hizo una pregunta: ¿Cómo puedo saber yo con certeza que he sido perdonado por Dios? Me dijo que por mucho tiempo el llevaba un peso muy grande de culpa y no estaba seguro si Dios le había perdonado.

Esta misma pregunta se la hacen muchas personas hoy en día quienes en su pasado llegaron a cometer muchos errores, delitos y pecados tan horrendos que pareciera que no tuvieran perdón de Dios. Hay quienes se condenan a sí mismos y creen que sus pecados no merecen el perdón divino.

Bien, para contestar esta pregunta de la manera correcta y sin que quepa la menor duda, debemos ir a las Sagradas Escrituras  -La Biblia-.

La Palabra de Dios nos enseña que no hay ni una sola persona que no haya pecado “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;” Romanos 3:10 y “por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,” Romanos 3:23. Pero, aunque por ser pecadores merecemos todos la muerte, por medio de nuestro Señor Jesucristo, tenemos la vida eterna Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 6:23

La Palabra de Dios también nos dice que “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” 1 Juan 1:9

De manera que, si verdaderamente nos hemos arrepentido, si hemos venido ante nuestro Padre celestial y le hemos pedido perdón, tenemos la seguridad que Él nos perdona. Recordemos que el arrepentimiento no es solamente remordimiento sino que es el reconocer que lo que hicimos estuvo mal y hacer el firme propósito de no volver a hacerlo otra vez.

Queridos amigos, hermanos, no permitas que el enemigo -el diablo-, siembre en tu corazón sentimientos de culpa ni de auto condenación. Sabemos que Dios no desprecia a un corazón contrito y humillado y si en verdad le hemos pedido perdón, tenemos la confianza que ya lo obtuvimos.

Por otro lado, quiero también advertirles, que aunque hemos sido perdonados, si nos empecinamos y voluntariamente pecamos, lo único que ganaremos será la eterna condenación. Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.,” Hebreos 10:26-27

Para concluir, si nos hemos arrepentido de nuestros pecados, y hemos creído que por Jesucristo tenemos perdón, entonces, seremos salvos. Pero, si deliberadamente pecamos, también obtendremos la condenación eterna.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.” Juan 3:16-18

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s